Nokia 5130 Xpressmusic (2008)

Tenemos aquí otro teléfono móvil de la sere Xpressmusic de Nokia. Como el anterior, destinado a un público muy joven y a unos precios que atajara la excusa de los padres de comprárselo a los hijos o para que las pensiones de los abuelos tampoco supusiera un impedimento. Tenemos en él prestaciones de conectividad algo más serias que su predecesor pero, seguimos con un teléfono 2G.

Seguimos teniendo un teléfono muy cómodo de llevar dadas sus dimensiones y cantos redondeados. Cabe en cualquier bolsillo y no molesta para nada.

Como podemos apreciar, no hay demasiado metal en este móvil. Esto lo hace muy ligero y llevadero.

Las comparaciones son odiosas, dicen las malas lenguas, a lo que yo añadiría que eso es cierto pero, solo para una de las partes comparadas. ¿No?

El Nokia 5130 Xpressmusic es ligeramente más grande que el Nokia 5310 Xpressmusic que vimos anteriormente. Le supera sutilmente de largo y notablemente de grueso.

Como su predecesor, tiene los botones específicos del reproductor de música físicos. En un lado los de «rebobinado», «reproducir/para» y «avance». Algo que no se ve en las fotos es que encima de cada uno de los botones, integrado bajo esa «rejilla» metálica, tenemos los indicadores de luz de cada uno de los botones con la forma de su icono. Cuando reproducimos música o vídeo, se iluminan al son de la música. También se iluminan al recibir una llamada o un mensaje. Desde el menú puede desactivarse pero, mola mucho.

En el lado contrario tenemos la ranura de la tarjeta de memoria y los botones de subir y bajar el volumen. Estos no tienen luces asociadas bajo la rejilla.

Lo que decíamos de las comparaciones. Cuando se apaguen las redes 2G y 3G, dentro de poco, estos aparatos quedarán inservibles, salvo los que como estos Nokia de la serie Xpressmusic puedan seguir usándose como reproductores de música. Si. ya lo se. Pero, yo siguo usando los reproductores de Mp3 de Sony Walkman. Así no dependo de ningún tipo de conectividad para escuchar mi música.

Como decía, a la hora de usar esos móviles como reproductores, prefiero el modelo anterior, por tamaño y por el acceso al ecualizador. Me explicaré. En el Nokia 5310, desde las opciones del reproductor, puedo acceder directamente al ecualizador y editarlo a conveniencia. Con el Nokia 5130 me solicita estar conectado a «nosequé» para ello. Igual es una chorrada pero, ya me pide un paso más para ir a donde yo quiero.

Salvo por esto último y por el tamaño, la calidad del reproductor es parejo al anterior. Preferir el anterior nada tiene que ver con la calidad del sonido. En los dos es estupendo, pudiendo mirar a la cara a los terminales de Sony Ericsson Walkman.

Tambien es verda que me tira más el metal que el plástico y veo este 5130 algo más parco en materiales. Pero, lo de las luces mola muchísimo. ¿Ya lo he mencionado antes?

En el aspecto fotográfico no he visto ninguna novedad digna de comentarse. Seguimos con la cámara de 2Mpx para esas fotografías de eventos, colegueo y selfies de la época. No obstante, aquí traigo unas muestras.

Igual son cosas mías pero, veo mejores las fotos hechas con el Nokia N70 de tres años antes. Lo dicho, para un par de selfies a las 12 del mediodía y poco más. Sobre el software de edición de fotografías o de la toma de vídeos no puedo decir nada pues, es algo que no uso normalmente en los móviles. Para eso tengo cámaras específicas.

La diferencia más sustancial que he encontrado respecto al otro móvil es que este tarda unas 4 veces menos en guardar la imagen y quedar listo para tomar la siguiente. Como en el otro, lo tengo configurado para que las haga a su máxima calidad y tamaño.

Hablemos ahora de su autonomía. Van a alucinar. El móvil ha estado en funcionamiento ininterrumpido como teléfono habitual diario durante 137 horas. Lo que vienen siendo 5 días y 17 horas. ¡Ahí es nada! Con una batería que tiene la friolera de 16 años.

Como teléfono de emergencia para llevar en el coche, en un viaje de pocos días, es ideal. Al menos mientras siga funcionando la red 2G. Como lo otros teléfonos tontos que he probado, es super cómodo de llevar dado su tamaño. Da igual el bolsillo que use. No va a estorbar en ningún lado y solo notará que lo lleva cuando reciba una llamada, un mensaje o cuando la llamada y el mensaje tenga que enviarlo usted. Otra cosa que me ha gustado es la configuración del menú principal en pantalla en forma de «cruz» para manejarlo con la tecla de funcion direccional. También he visto mejoras en la velocidad de transmisión de archivos por Bluethoot, mucho más rápido que su antecesor, al igual que el tiempo que tarda en vincularse con otro aparato.

No obstante, este teléfono, cuando acabe de probarlos todos, será vendido, al contrario que los 5310, que se quedarán como reproductores de música. Por cierto, este teléfono me vino en un lote de varios terminales y su coste (media aritmética del coste del lote) fue de unos 6,5 euros.

En el momento de escribir estas líneas estoy usando un Nokia 7230 de 2009 pero, esto ya es otra historia. Un saludo y muchas gracias.

Sergi
Author: Sergi

1 thought on “Nokia 5130 Xpressmusic (2008)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *